Publicado el 1 comentario

¿Yahvé o Jehová?

El Yahvismo Religión y Política 1

Conviene aprovechar la coyuntura y dedicar algunas líneas más a la palabra que el narrador bíblico utiliza para nombrar a su dios. En su forma original está compuesta por las cuatro consonantes hebreas יהוה que en caracteres latinos y en grafía castellana equivalen a YHVH.

En realidad, hoy día nadie conoce la pronunciación exacta de esta palabra pues al paso de los siglos los judíos dejaron de pronunciarla debido a una interpretación literal del 4º mandamiento: “No usarás el nombre de Dios en vano” Para colmo el hebreo antiguo no usaba vocales de tal forma que la pronunciación original se perdió tal vez para siempre desde hace muchos siglos. No obstante, la mayoría de los especialistas han llegado a un consenso en el sentido de que Yahvé es la pronunciación más correcta pues al parecer el vocablo está de alguna forma ligado al verbo hebreo “ser”.

En las versiones protestantes de la Biblia suele usarse la palabra “Jehová”. Pero ese no será el caso en el presente trabajo pues corresponde, a juicio del autor, a un típico error de traducción. La explicación de este argumento es la siguiente: cuándo entre los hebreos se volvió tabú la pronunciación del nombre de su dios optaron por decir Adonaí (אֲדנָי) o “el Señor” cada vez que en la lectura de los textos aparecía la palabra יהוה.

Siglos después cuando se realizaron las primeras traducciones de la Biblia al alemán, los traductores protestantes decidieron mezclar las vocales de Adonaí con las consonantes YHVH dando lugar al vocablo Jehova (pronunciado como “Yehova”). Luego cuando la versión alemana fue transcrita al español, los traductores confundieron el sonido de la consonante germana j (que en castellano se pronuncia como “y”), con la castellana “j” y así surgió la palabra Jehová, la que es a todas luces un error de traducción tanto como gramatical.

**Este es un fragmento de mi ensayo sobre Religión y Política El Yahavismo**

1 comentario en “¿Yahvé o Jehová?

  1. Buen día, con respecto a la pronunciación del nombre de Dios en Hebrero también es bueno destacar que en la Palestina del siglo primero (época en que vivió Jesucristo) este se refería a Dios como Abba, que en Arameo galiciano (lengua que hablaban en Galilea) significa Padre, y cuando Moisés le pregunta a la zarza ardiente ¿Quién eres? Dios le respondió “yo soy el que soy”. esto llega a concluir que si Jesús es Dios y a la vez su hijo y nosotros puesto que somos hermanos de Jesucristo e hijos adoptivos de Dios, significa que todos somos Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *