Publicado el Deja un comentario

Sede de la Fundación Mexicayotl (fragmento)

“El fin último del guerrero no es morir por su patria, quien crea esto se equivoca. El fin último del guerrero es VIVIR por su patria, para hacerla fuerte y prospera. Los vivos inician proyectos, emprenden obras, luchan y se esfuerzan, los muertos solo descansan…”

Extracto de: “El Manual del Guerrero edición especial extendida” por el Tecuhtli Tízoc Acamapichtli.

Luis guío a Cintia por la gran columnata principal de la Fundación; era un conjunto magnífico de cuatro filas con cuarenta enormes columnas de mármol blanco de diez metros de altura cada una y decoradas por magníficos bajorrelieves alternados de águilas y jaguares en poses combativas, sus bases tenían serpientes de cascabel entrelazadas y su capiteles estaban decorados con hermosos colibríes con las alas abiertas y alegorías vegetales; entre las columnas había bancas y fuentes donde la gente se reunía a descansar y a disfrutar del calor del medio día, tratando de no pensar en el frío vespertino.

La columnata conducía al pórtico del gran edificio blanco que ocupaba el corazón mismo de la Fundación. Era una magnifica construcción edificada enteramente en el más puro y blanco mármol. Desde afuera su brillo hería la vista reflejando los rayos del sol desde muy lejos, por dentro sus proporciones y forma hacían pensar en la catedral de Hagia Sofía de Constantinopla. Se le conocía como el Quauhcalli y era un sitio sobrecogedor. Construido para ser el edificio sagrado de la Fundación era el lugar donde los guerreros caídos podían ser recordados por la eternidad y por ello estaba envuelto en un aura de feroz misticismo. Su planta principal era semicircular, con enormes muros y una cúpula central suspendida a más de sesenta metros de altura, formaba un conjunto espectacular con una plazuela aledaña de arcos de estilo mudéjar que rodeaba un primoroso jardín, en cuyo centro se erguía un inmenso mástil con una gigantesca bandera de México que ondeaba agitada por el viento.

Al aproximarse desde la columnata Cintia tuvo la sensación al mismo tiempo excitante y espeluznante de pisar suelo sagrado. La entrada estaba resguardada por dos enormes jaguares de bronce tan perfectos que parecían reales, sentados en bases de mármol adornadas con el emblema del águila sobre el nopal. Tenía un hermoso arco románico y sobre su dintel una inscripción en náhuatl de letras latinas doradas que Cintia recordó haber visto antes.

En el interior se abría una enorme planta circular con dos pequeñas capillas a los lados; la vista inmediatamente era obsequiada por la majestuosidad de su interior, adornado con un bello equilibrio entre motivos aztecas e hispanos de yesería y madera. Sus enormes paredes estaban llenas de nichos, la mayoría de ellos vacíos, destinados a contener los corazones de los valientes guerreros caídos en combate por la gloría del Anáhuac y rematadas con los emblemas de cada una de las Casas miembros de la Fundación. Sobre el piso doce espectaculares esculturas en mármol de tres metros de alto representaban a cada uno de los Tlatoani de la Dinastía de Tenochtitlan. La enorme cúpula central, tenía un grandioso domo que parecía flotar sobre el suelo, compuesto por amplios ventanales con vitrales decorados por alusiones místicas de águilas, colibríes y serpientes emplumadas y que, en conjunto, proyectaban la luz del sol hacía el interior, formando un área central intensamente luminosa que producía un espectacular efecto que hacía pensar en la luz divina; tal juego de luz celestial, rodeada de sombra, resaltaba el carácter sacro de la construcción. Justo bajo la cúpula, en el foco de atención, se encontraba una gigantesca planta de nopal sagrado, apoyada sobre un promontorio en medio de un sencillo lago artificial de escasa profundidad con peces y pequeños juncos. Se erguía majestuosa y regia como imponiendo a la vista su matiz primordial y sacro. Iluminada permanentemente por la luz del sol se mostraba como una visión celestial con fuertes implicaciones patrióticas, con sus perfectas tunas verdes rematadas por hermosas forerillas de un rojo intenso. A su alrededor había un semicírculo de hermosas bancas de madera de roble dispuestas para que los visitantes pudieran sentarse a mirar los nichos o contemplar el majestuoso nopal.

Luis tomó la mano de Cintia para acercarse juntos a una banca, sus pasos creaban ecos, resonando en el gran edificio en silencio. La hizo sentarse junto a él mirando hacia una de las paredes coronada por el blasón de la Casa Álvarez Atzacoalco adornado por un moño negro de luto. La sensación de paz y tranquilidad que reinaba en el lugar era tan extraña como reconfortante. Los nichos ocupados por un centenar de corazones, apenas representaban una pequeña fracción del total.

–Este es el Quauhcalli, dijo Luis, con una voz marcada por el respeto a la santidad del lugar –es aquí donde descansan los corazones de los valientes guerreros perdidos en combate– Luis hizo una pausa para reforzar el profundo sentido de sus palabras, volviéndose luego hacia el nopal–. Y este es el Nopal sagrado que representa a México Tenochtitlan, nunca ha sido tocado por ninguna herramienta de hierro y crece libremente hacia el sol; representando al Mexicayotl, el Imperio soñado por nuestros ancestros y que está simbólicamente resguardado por los espíritus de todos los valientes mexicanos que le dedicaron sus vidas.

Cintia se levantó, recorrió con la vista el lugar, maravillada por su belleza; con respeto y fascinación se acercó al muro, mirando los nichos y las inscripciones labradas en ellos, estaban hechas en caracteres occidentales por supuesto, pero no podía comprender su significado. Evidentemente estaban en lengua náhuatl. Miró los otros muros, los pequeños nichos que los ocupaban parecían no tener fin. Luis la miró fascinado a su vez por su fascinación, la amaba tanto.

–Los corazones de los guerreros caídos –repitió Cintia en un susurro, tratando de captar la magnitud del significado de esa afirmación– ¿Cuántos son en total?

Luis bañado por la luz que se filtraba del techo parecía adquirir una apariencia fantasmal. Sentado en la banca, con su piel y sus ropas resplandeciendo como iluminadas por la luz celestial.

–Veinticuatro hasta ahora –dijo Luis– desde que se fundó la organización. Hay espacio para cuarenta mil en total. Nuestra Familia tiene el honor de haber contribuido con cuatro. Aquí descansa el corazón de mi abuelo, más abajo el de mi padre y a un lado el de mi hermano Sean Miztli y más allá el de un primo de mi padre llamado Pablo –dijo Luis señalando con la mano los nichos en la pared frente a ellos.

Su voz más que triste era orgullosa. Cintia se sintió sorprendida y emocionada a la vez por tal revelación. Se alejó un poco para ver mejor. Los nichos ocupados tenían un águila grabada en bajo relieve con las alas abiertas como si volara hacia el sol y sobre ella la enigmática inscripción en náhuatl.

–¿Qué es lo que dice la inscripción? –preguntó Cintia intrigada.

–“Tecuhtli Francisco Ixtlilxóchitl Atzacoalco, murió guerreando en Huejotzingo” –dijo Luis con voz quebrada por la emoción, bajó la mirada y la levantó nuevamente para encontrarse con la de Cintia frente a él–, es la tumba de mi padre.

Las palabras salieron matizadas con tal sentimiento que Cintia tuvo un escalofrío, contagiada por la vibración. Se sentó de nuevo junto a él y lo miró con esa expresión que hacía a Luis sentir tanta calma y confianza. Luis suspiró por un momento, se pasó una mano por el cabello y sonrió mirándole con ojos cristalinos. Se levantó y se aproximó a otro nicho.

–Este es el de mi hermano adoptivo: “Tecuhtli Sean Miztli Atzacoalco, murió guerreando en Huejotzingo” –dijo Luis acariciando la roca con una sonrisa–, no ha cumplido aún los cuatro años de luto por ello nuestro escudo familiar aún tiene un moño negro. “Murió guerreando en Huejotzingo” significa que murió en suelo hostil combatiendo contra los enemigos de México.

–Si ya me lo habías dicho –dijo ella sonriendo.

Cintia miró las enormes paredes, “¿Se llenarán alguna vez?”, se preguntó. Sin duda no cualquier persona merecía el honor de ser recordado de esa manera.

–Sólo los bravos perdidos en alguna peligrosa misión o los viejos guerreros muertos después de largos años de devoto servicio pueden aspirar a un lugar en este recinto –dijo Luis, como si pudiera leer su mente.

La inscripción en letras doradas de la entrada seguía intrigada a Cintia, “Tengo que aprender náhuatl” pensó.

–¿La inscripción en la entrada, qué es lo que dice? La he visto en otro lado, pero aún no puedo leerla.

Luis sonrió.

–Totenyo, Totahuca Mexicah –dijo con un especial fervor en el tono de su voz.

–Nuestra gloria…

–Nuestra gloria, nuestra fama mexicanos –agregó Luis con religiosidad.

Cintia recordó de inmediato a Ana Laura y su rostro se ensombreció, era lo que la chica le había dicho antes de morir, habían sido sus últimas palabras, Luis le había dicho que más tarde visitarían a su familia, a su padre y sus hermanos. Cintia elevó de nuevo una oración por ese valiente guerrero del Mexicayotl.

–¿Ella tendrá un nicho? –preguntó y Luis adivinó de inmediato a quien se refería.

–Si en el muro de la Casa Tepoztlán, lo consagrarán el viernes por la noche con una ceremonia a la que hemos sido invitados. Pero será un nicho vacío pues su corazón aún sigue allá en Marte.

Cintia suspiró pensativa, esa chica que se había sacrificado por ella se había convertido en un icono a través del cual Cintia buscaba comprender la razón de ser de la Fundación. Luis se aproximó a ella y le miró a los ojos, era una mirada llena de amor y de comprensión. Ella a su vez pudo percibir a través de sus ojos el enorme significado que todo ello tenía para esas personas, lo profundo de su convicción acerca de hacer de México el centro del mundo, en verdad creían que eso era posible. Cintia se sintió casi contagiada de su devoción por lo que llamaban eufemísticamente “la Diadema de Turquesas”, “el Quauhpetlapan” o “El Mexicayotl”, pero también se sintió preocupada, no sabía si verdaderamente podría competir contra todo eso en el corazón de Luis, si habría espacio para ella entre su Familia y su Fundación ¿Cómo podría saber si era suficiente el amor que por ella sentía?

Se tomaron de la mano mientras Cintia miraba fascinada el enorme nopal lleno de tunas coronadas con hermosas florecillas color púrpura. Salieron a la parte posterior del místico edificio y se encaminaron por la plazuela de arcos mudéjares, realmente era una plaza sencilla pero muy hermosa y de un gran significado para la Fundación; el jardín de arbustos bajos y plantas cargadas de flores estaba dividido simétricamente por cuatro caminos de blancas baldosas de caliza que convergían en la base del inmenso mástil que sostenía la gigantesca bandera tricolor. Para la inteligencia de Cintia resultó obvio que había una implicación mística en ese arreglo, era la evocación misma del universo dividido en cuatro rumbos con México en el mismo centro. Cintia levantó la vista y se quedó mirando por un momento la majestuosa bandera, maravillada por su belleza y sus proporciones. El aire la agitaba levemente en olas que la hacían danzar con una gracia singular, produciendo el particular sonido de una inmensa tela agitada. Cintia se sintió hipnotizada por esa visión a tal grado que de pronto experimentó un agradable escalofrío que recorría su cuerpo, un sentimiento de pertenencia casi mágico, era una emoción muy especial que pocas veces en la vida había experimentado, entonces supo por qué Luis la había llevado hasta ahí.

Fragmento de la novela de ciencia ficción “La senda de Marte” las diferentes ediciones están disponibles:

La senda de Marte

Libro físico de tapa blanda

Versión Kindle

Descargable en PDF

Publicado el 2 comentarios

El Sacro Imperio Mexicano

Línea de tiempo de una realidad ucrónica en la que Maximiliano de México fue el vencedor y se consolidó el Imperio Mexicano como una potencia mundial respetada en tres continentes.

19 de septiembre de 1853 el archiduque Maximiliano de Habsburgo contrae matrimonio en Lisboa con Amelia de Braganza princesa de Brasil. 

30 de junio de 1854 nace en Milán Italia Fernando Maximiliano de Austria, hijo primogénito de Maximiliano y Amelia.

3 de octubre de 1863 el partido conservador mexicano ofrece a Maximiliano el trono imperial de México. Maximiliano acepta y se convierte en Maximiliano I de México.

9 de abril de 1864 Maximiliano I de México y Francisco José I de Austria firman el Pacto de Familia por medio del cual Maximiliano renuncia a sus derechos hereditarios al trono de Austria y Hungría y a su título de archiduque. 

 28 de mayo de 1864 Maximiliano, Amelia y sus dos hijos llegan a Veracruz.

12 de junio de 1864 la familia Imperial llega a Ciudad de México y se establece en el Castillo de Chapultepec.

12 de octubre de 1864 Benito Juárez es arrestado en Chihuahua.

28 de octubre de 1864 Se firma en Ciudad de México la Concordia de las Américas, un pacto de amistad y alianza entre el Imperio Mexicano y el Imperio de Brasil gobernado por Pedro II que además es cuñado de Maximiliano.

1 de noviembre de 1864 Benito Juárez llega a Ciudad de México. A instancias de la emperatriz Amelia se le perdona la vida pero es mantenido como “invitado” en el Castillo Imperial de Chapultepec.

12 de noviembre de 1864 inicia la Guerra de la Triple Alianza entre el Imperio de Brasil, Uruguay y Argentina en contra de Paraguay. 

10 de diciembre de 1864 Margarita Maza arriba a Veracruz desde Nueva York.

24 de diciembre de 1864 Margarita Maza llega a Ciudad de México, a instancias suyas Benito Juárez acepta públicamente el triunfo del Imperio y se retira de la vida pública para convertirse en abogado.

25 de diciembre de 1864 declaración formal del fin de la guerra civil y proclamación del Día de la Reconciliación. En el baile oficial en el Castillo de Chapultepec el emperador recibe a los embajadores del imperio Brasileño, el imperio Austriaco, el reino de Prusia, el reino de Italia y el reino de España.

1 de enero de 1865 el general Porfirio Díaz recibe una invitación del emperador Maximiliano para reunirse con él en Chapultepec.

15 de enero de 1865 la fragata acorazada a vapor AIM Cuauhtémoc, donación de la armada austriaca, arriba a Veracruz junto con otras tres embarcaciones de vela y vapor que formarán la nueva Armada Imperial Mexicana.

28 de enero de 1865 Porfirio Díaz acepta el cargo de Ministro del Interior.

30 de enero de 1865, se firma el Compromiso de Viena por medio del cual el Imperio Mexicano y el Imperio Austriaco acuerdan un pacto de defensa mutua. México otorga a Austria el monopolio del comercio europeo por medio de la ruta marítima Veracruz – Trieste. A cambio Austria se compromete a fabricar naves de guerra para la Marina Imperial Mexicana.

22 de febrero el general Miguel Miramón se presenta en Richmond, Virginia, como embajador plenipotenciario del Imperio Mexicano ante los Estados Confederados de América. Tras entrevistarse con Jefferson Davis se logra un acuerdo de amistad entre ambos estados. El Imperio Mexicano se compromete a proveer soldados y apoyo económico a los EECC a cambio estos devolverán Nuevo México al Imperio Mexicano.

28 de febrero de 1865 estallido de la guerra civil peruana. Maximiliano de México y Pedro de Brasil exigen al gobierno español no involucrarse en la contienda. A pesar de ello España se involucra, lo mismo que Chile y estalla la Guerra del Pacífico.

12 de febrero de 1865 el general Miramón se presenta en Washington donde entrega un ultimátum al presidente Lincoln en nombre del emperador Maximiliano I. El ultimátum exige a los EEUU firmar un armisticio con los EECC. En caso de negativa el IM declarará la guerra a los EEUU.

31 de enero Lincoln recibe ultimátums similares al mexicano de parte de los gobiernos del Imperio Brasileño, el Imperio Austriaco y el Imperio Británico.

2 de febrero de 1865 10,000 soldados mexicanos llegan al Rancho Tía Juana (Tijuana). 

10 de febrero de 1865 el presidente Lincoln concede un armisticio a los EECC aunque omite decir a la opinión pública que fue a causa de las presiones internacionales. 

25 de Mayo de 1865 se proclama el Sacro Imperio Mexicano, a instancias de los conservadores mexicanos y de la Iglesia Católica Maximiliano I anuncia el decreto por medio del cual se declara que la religión oficial del imperio es el catolicismo romano. Además se incentiva la emigración de colonos europeos para poblar el imperio, las condiciones son ser católicos, servir dos años en el ejército (los varones) y comprometerse a aprender español. Los habitantes no católicos del Imperio deberán pagar un impuesto especial. La Santa Sede concede al emperador mexicano el título de Su Muy Católica e Imperial Majestad. El reino de España se inconforma.

16 de abril de 1865 el general Philip Sheridan desobedece a Lincoln y ataca Five Forks, de facto se reinicia la guerra entre los EEUU y los EECC.

18 de abril de 1865 el SIM declara la guerra a los EEUU, 10,000 soldados de infantería de línea 1500 voluntarios irlandeses, 5000 dragones y diez piezas de artillería toman la ciudad de San Diego sin resistencia.

30 de abril de 1865 la nueva armada imperial mexicana ancla en Nueva Orleáns transportando 7,000 infantes y 2000 dragones bajo las órdenes del general Leonardo Márquez con órdenes de apoyar a los EECC en la guerra. 

1 de mayo de 1865 el cuerpo expedicionario del SIM toma Los Ángeles. La población civil rinde la ciudad sin pelear. Se proclama la reincorporación de la Alta California al SIM.

22 de junio de 1865 la Armada Imperial Mexicana y una escuadra de la armada Imperial Austriaca bombardean Baltimore. Tras tres días de intenso fuego la ciudad se rinde.

4 de julio de 1865 el presidente Lincoln es asesinado [por agentes mexicanos] en Washington durante la ceremonia por el aniversario de la independencia.

10 de julio de 1865 batalla de Washington, las tropas de los EECC y del SIM asaltan la capital de los EEUU. Tras dos días de combates la ciudad se rinde. La Casa Blanca y otros edificios públicos son incendiados. 

15 de julio de 1865 Miguel Miramón y Robert E Lee reciben la rendición incondicional de los EEUU de manos del presidente interino Andrew Johnson.

20 de julio de 1865 se declara el fin de la guerra de sesión. Los EECC son reconocidos como un país independiente. El Sacro Imperio Mexicano anuncia la re incorporación de la Alta California y Nuevo México a su territorio. Se inicia el plan de re poblamiento de los territorio con colonos europeos católicos, principalmente irlandeses y alemanes.

19 de agosto de 1865 el emperador Maximiliano solicita la salida “amistosa” y honrosa de México de las tropas francesas. Napoleón III se compromete a hacerlo con dos condiciones: 1 que Francia reciba una cuantiosa remuneración por su apoyo en la guerra y 2 la concesión del monopolio francés en la construcción de ferrocarriles.

10 de septiembre de 1865 Maximiliano acepta las condiciones de Napoleón III y las tropas francesas inician su retirada de México.

15 de septiembre de 1865 Porfirio Díaz es nombrado primer ministro del SIM el día de su cumpleaños numero 35. Como primer acto de su  gestión cita a los embajadores de los países centroamericanos y les presenta la solicitud formal para que de manera pacífica y voluntaria se reintegren al SIM. La fecha limite para la incorporación pacífica es el 16 de octubre.

14 de Octubre de 1865 los estados de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica aceptan reincorporarse al Imperio. Guatemala no lo acepta y se declara la guerra.

22 de octubre de 1865 el general Leonardo Márquez inicia la invasión de Guatemala. Tropas de voluntarios salvadoreños y nicaragüenses se le suman.

30 de noviembre de 1865 el embajador del SIM en Madrid ofrece comprar Cuba, Filipinas y Puerto Rico a la corona española. La reina Isabel II rechaza la oferta.

13 de marzo de 1865 toma de la ciudad de Guatemala. El estado guatemalteco es formalmente incorporado al SIM.

2 de mayo de 1865 el embajador mexicano en Berlin hace saber al rey de Prusia que el SIM no dejará sola a Austria en caso de una guerra con Prusia. 

1 de junio de 1865 el embajador mexicano en París informa a Napoleón III que en caso de que se desate la guerra entre Prusia y Austria, México resindirá sus acuerdos con el Imperio Francés si éste se involucra en el conflicto. 

2 de mayo de 1866 Combate del Callao, triunfo peruano sobre un ejercito intervencionista español.

10 de mayo de 1866 Maximiliano de México reconoce el triunfo de la revolución del general Mariano Ignacio Prado en Perú que se proclama dictador.

14 de junio de 1866 inicia la guerra austro-prusiana. 

15 de junio de 1866 el embajador mexicano entrega la declaración de guerra a Prusia y luego él y su comitiva abandonan Berlín para dirigirse a Viena. 

19 de junio de 1866 Italia declara la guerra a Austria.

20 junio de 1866 Imperio Mexicano declara la guerra al reino de Italia.

22 de junio de 1866 las primeras doscientas familias católicas irlandesas llegan a Veracruz. De inmediato se les brindan los medios necesarios para trasladarse a la San Diego y Los Ángeles en la Alta California. Se les entregan $2000 pesos en plata, un rifle, dos caballos de tiro, cinco bueyes y una carreta por familia.

24 de junio de 1866 el ejército austriaco derrota al ejercito italiano en la batalla de Custoza.

 3 de julio de 1866 batalla de Sadowa. Victoria decisiva prusiana. 

28 de julio de 1866 el Sacro Imperio Mexicano incorpora los territorios de Oregon y Washington que son re bautizados como Maximiliania. A pesar de la protesta de los EEUU se declara una zona neutral entre ambos estados conocida como las Grandes Planicies. Se refuerzan los planes de poblar las nuevas regiones con emigrantes irlandeses, polacos, checos y otros católicos europeos. Se garantizan los derechos de posesión de las tierras a los indígenas a condición de que adopten la fé católica. La Santa Sede destina 200 misioneros para ayudar en la labor de evangelización de los pueblos.

14 de agosto  de 1865 en Ciudad de México se presenta al emperador el “Plan de San Isidro” cuyo objetivo es poblar todo el sur de Texas con emigrantes mexicanos y católicos irlandeses. 

23 de agosto de 1866 se firma la Paz de Praga. Prusia constituye la Confederación Alemana del Norte.

5 de septiembre de 1866 el SIM reconoce de facto la victoria de Prusia, se restablecen las relaciones diplomáticas y el embajador mexicano regresa a Berlín.

10 de octubre de 1866 México reconoce el Tratado de Viena por medio del cual el Véneto será cedido a Italia por intermediación de Francia. México firma la paz con Italia.

3 de febrero de 1867 las últimas tropas francesas en Guadalajara se retiran hacia Veracruz. Se omite la salida honrosa y no se les permite salir con banderas desplegadas en represalia por la no clara neutralidad francesa en el conflicto austro-prusiano.

8 de junio de 1867 firma del Compromiso Austrohúngaro por medio del cual Francisco José y su esposa son coronados reyes de Hungría. Por la proclamación de su hermano Maximiliano I declara día de fiesta nacional y se celebra un gran baile en el Castillo de Chapultepec.

10 de julio de 1867 el embajador ruso en México ofrece Alaska al SIM por 3 millones de pesos (7 millones de dólares). 

15 de julio de 1867 Maximiliano acepta la compra de Alaska y para pagar la deuda expropia las minas de plata de Taxco.

7 de octubre de 1867 los EECC conquistan Kentucky que es incorporado como el 12º estado. El embajador mexicano presenta una queja formal en Richmond. Se suspenden las importaciones de algodón de los EECC hacia México.

24 de noviembre de 1867 el embajador mexicano en Richmond presenta una nota diplomática en la que el emperador Maximiliano pone por condición para restaurar las relaciones comerciales la gradual abolición de la esclavitud en los EECC. Al ser el SIM el principal socio comercial de los EECC estos se ven obligados a trabajar en un plan para la abolición gradual de la esclavitud en los próximos 20 años. 

12 de diciembre de 1867 se inaugura formalmente la línea México – Veracruz de la Compañía de Ferrocarril Imperial Mexicano. Inician los trabajos para la construcción de la linea México – Acapulco con el objetivo de establecer el Ferrocarril Interoceánico de México.

21 de marzo de 1868 se establece la segunda fase del “Plan de San Isidro”, se destinan cuantiosos recursos para que colonos mexicanos y mexico-irlandeses católicos compren plantaciones y propiedades en el sur y centro de Texas. 

2 de abril de 1868 el puerto Córdova en Alaska es renombrado como Puerto Fernando en honor al heredero al trono del Imperio y se establece una línea comercial marítima que lo une con Los Ángeles y con Acapulco.

15 de mayo de 1868 se inaugura la ruta marítima comercial Veracruz – Nueva York. Se restablece la ruta Veracruz – Cádiz y se inaugura la ruta Veracruz – Londres.

5 de agosto de de 1868 se establece la Compañía Imperial de las Indias Orientales. 

3 de septiembre de 1868 zarpa la primer expedición compuesta por una fragata acorazada y dos buques de madera con dirección a Filipinas. 

21 de septiembre de 1868 el embajador mexicano en Washington presenta el plan para una posible alianza mexicana estadounidense. 

27 de septiembre de 1868 con el triunfo de la Revolución Septembrina en España, Isabel II se ve obligada a exiliarse a Francia bajo protección de Napoleón III. Juan Prim ofrece la corona de España a Leopoldo de Hohenzollern. Napoleón III advierte que no reconocerá a un Hohenzollern como rey de España. Maximiliano de México envía una nota diplomática a Berlín ofreciendo su apoyo a la candidatura de Leopoldo a cambio del compromiso de este de que, una vez coronado rey, aceptará vender Cuba, Puerto Rico y Filipinas a México. 

10 de octubre de 1868. Grito de Yara inicio de la Guerra de Independencia de Cuba. El emperador Maximiliano declara su apoyo a los rebeldes y su causa antiesclavista.

19 de octubre de 1868 se reinaugura la ruta marítima Acapulco – Manila.

21 de octubre de 1868 se reconoce al Partido Conservador y al Partido Liberal como organizaciones políticas legítimas y se convocan elecciones para la cámara de diputados y la cámara de senadores las cuales integrarán el Parlamento del SIM.

1 de diciembre de 1868, elecciones generales, el partido conservador gana la mayoría en ambas cámaras y su líder, Porfirio Díaz, es nombrado primer ministro. El candidato del partido Liberal, Benito Juárez, reconoce el resultado de las elecciones y acepta el cargo de líder de la bancada liberal en la Cámara Baja.

5 de enero de 1869 fuerzas brasileñas y contingentes uruguayos entran en Asunción donde apenas encuentran resistencia. La ciudad es saqueada y arrasada.

27 de febrero de 1869 el embajador mexicano se presenta en Tokyo ante el emperador Meiji con una propuesta de establecimiento de relaciones comerciales. 

 9 de marzo de 1870​ victoria brasileña y Paraguay pasa a convertirse en un estado satélite del Imperio de Brasil.

22 de marzo de 1869 dan inicio los trabajos del nuevo astillero imperial de Acapulco con el objetivo de armar una flota moderna que navegue por el pacífico y lo convierta en un Lago Mexicano.

12 de abril de 1869 los independentistas cubanos, contando con el apoyo del SIM, elaboran una Constitución que declara la Independencia de la Isla respecto a España.

1 de junio de 1869 se presenta un representante mexicano ante las Cortes Cubanas. El embajador ofrece la incorporación pacífica de la isla al Sacro Imperio Mexicano. Ante el caos causado por el rechazo a la Constitución de Abril el partido monárquico cubano ofrece la corona a Maximiliano de México. Los republicanos prefieren solicitar el protectorado de los EEUU y los esclavistas de los EECC.

7 de junio de 1869 la flota mercante mexicana llega a Hong Kong. El gobernador británico les impide el desembarco y la flota se repliega a Shanghái. 

30 de junio de 1869 el embajador mexicano presenta sus credenciales ante la emperatriz viuda Cixi en Pekin.

12 de julio de 1869 la armada imperial mexicana bloquea la Habana. El gobierno provisional español presidido por Francisco Serrano y Domínguez protesta por el bloqueo y rompe relaciones con México. Los EECC y el Imperio Británico presentan también cartas de protesta. 

30 de julio de 1869 el embajador mexicano en Londres presenta una nota diplomática en la que el emperador Maximiliano solicita el derecho de fondeo para la flota mercante mexicana en Hong Kong. A cambio el Imperio Mexicano permitirá la salida de las naves mercantes británicas que llevan azúcar y otras mercancías desde Cuba hacia Londres.

12 de noviembre de 1869 la flota mercante mexicana ancla en Hong Kong.

1 de diciembre de 1869 el embajador mexicanos presenta sus credenciales en Constantinopla. 

31 de marzo de 1870 el embajador mexicano presenta sus credenciales en San Petersburgo.

2 de mayo de 1870 el embajador Mexicano en Berlín cierra la compra de 5 destructores modernos para reforzar la Marina Imperial en el golfo de México. Las naves con tripulaciones mexicano-austriacas parten a finales de mayo.

 13 de julio de 1870 Telegrama de Ems se considera como casus belli por parte de Francia.

19 de julio de 1870 Napoleón III declara la guerra a Prusia. Maximiliano de México y Francisco José de Austria anuncian el reconocimiento a Leopoldo de Hohenzollern como rey de España. El SIM retira su embajador de París.

23 de julio de 1870 el embajador Austrohúngaro es convocado a Chapultepec, se le solicita que haga saber al emperador Francisco José que México planea incorporar Cuba y Puerto Rico por la fuerza. El embajador francés es expulsado de Ciudad de México y se le insta a retirarse a Nueva Orleans. La línea férrea México – Veracruz, hasta entonces operada por una empresa francesa, es oficialmente expropiada por el gobierno imperial.

30 de julio de 1870 7000 soldados mexicanos desembarcan en la Habana, toman la ciudad sin resistencia y proclaman la incorporación de la isla al Sacro Imperio Mexicano. 

1 de agosto de 1870 el gobierno de Francisco Serrano declara la guerra a México. Maximiliano desconoce al gobierno provisional español, no toma como válida la declaración de guerra y aclara que solo negociará con el representante de Leopoldo de Hohenzollern.

2 de agosto de 1870 llegan a Veracruz el AIM Guanajuato, AIM Nuevo León, AIM Yucatán, el AIM Querétaro y el AIM Durango. Las naves son rápidamente re aprovisionadas y parten hacia la Habana.

2 de agosto de 1870 el embajador británico protesta por la adhesión de Cuba al Imperio Mexicano. Maximiliano envía una nota de extrañeza a Londres pidiendo la no intervención de la GB en los asuntos del Caribe. El Partido Republicano cubano no reconoce la autoridad de Francisco Serrano ni tampoco al emperador mexicano como soberano y solicita la intervención de los EEUU.

3 de agosto el embajador de los EECC protesta formalmente en Chapultepec por la anexión de Cuba. El embajador brasileño apoya la adhesión de Cuba y Puerto Rico a México y anunicia la suspensión de las importaciones de algodón de los EECC.

4 de agosto de 1870 se inaugura la ruta marítima Acapulco – Shanghái. La flota mercante británica es retenida en Río de Janeiro hasta que el gobierno británico acepte formalmente la anexión de Cuba al Imperio Mexicano y de Uruguay y Paraguay al Imperio de Brasil.

10 de agosto de 1870 Austria apoya la anexión de Cuba y Puerto Rico a México. La marina austriaca bloquea el Atlántico e impide que la marina española se desplace hacia el Caribe.

11 de agosto de 1870 los EECC anuncian su apoyo al partido esclavista Cubano con el objetivo de establecer un protectorado en la isla.

12 de agosto de 1870 en represalia por la interferencia de los EECC se pone en marcha la tercera fase del Plan de San Isidro. Los emigrantes mexicanos proclaman la Segunda República de Tejas. La nueva república Tejana proclama la libertad de los esclavos negros que vivan dentro de sus fronteras con la única condición de convertirse al catolicismo.

13 de agosto de 1870 el gobierno de los EECC desconoce a la Segunda República de Tejas y desplaza a un ejército para enfrentarse a los separatistas.

15 de agosto el embajador mexicano y el embajador brasileño en Washington se presentan ante Ulysses S. Grant para informarle que cualquier apoyo económico o logístico de los EEUU hacia el partido republicano cubano será considerado como un acto de guerra. 

16 de agosto de 1870 el ejercito mexicano inicia el asalto a la ciudad de Santiago de Cuba. Tras 18 horas de combates en las calles la ciudad se rinde.

17 de agosto de 1870 el AIM Guanajuato, AIM Yucatán y el AIM Nuevo León se aproximan a 7 millas náuticas de Baltimore, el AIM Querétaro y el AIM Durango junto con tres naves de apoyo de bandera brasileña se aproximan a 3 millas náuticas de Nueva Orleáns.

18 de agosto de 1870 batalla de Gravelotte Aquiles Bazaine es derrotado por el ejército prusiano. El ejército mexicano reduce los últimos focos de resistencia en Santiago. 

22 de agosto de 1870 un cuerpo expedicionario mexicano desembarca en Puerto Rico. Las tropas mexicanas no encuentran resistencia y toman San Juan con facilidad. 

2 de septiembre de 1870 batalla de Sedán, Napoleón III es hecho prisionero por las tropas prusianas.

3 de septiembre de 1870 se firma el acta de rendición francesa en el palacio de Bellevue.

4 de septiembre de 1870 se declara la Tercer República Francesa. El Gobierno de Defensa Nacional decide continuar la guerra con Prusia. Ni México ni Austria reconocen a la República sino que proclaman que Napoleón III sigue siendo el emperador de Francia y que el acta de rendición es válida. 

15 de septiembre de 1870 el ejército confederado se enfrenta a los separatistas tejanos en la batalla de Austin. Tras un combate férreo ambas partes se retiran con fuertes bajas.

19 de septiembre de 1870 inicia el sitio de París.

16 de noviembre de 1870 gobierno provisional español presidido por Serrano proclama a a Amadeo de Saboya como rey de España.

22 de noviembre de 1870 es interceptado un telegrama por medio del cual el gobierno confederado ofrece una alianza al embajador Solano del reino de España para afrontar de forma conjunta “la amenaza mexicana”.

24 de noviembre el embajador mexicano deja Richmond y se retira a Nueva Orleáns.

25 de noviembre de 1870 la armada mexicana y sus auxiliares brasileños bloquean Nuevo Orleáns en represalia por el telegrama Solano.

28 de noviembre de 1870 9000 soldados mexicanos y 6000 voluntarios irlandeses son desplazados hacia la frontera tejana.

30 de noviembre de 1870 la masacre del ríos nueces 50 familias de colonos católicos son masacradas por Rangers de Texas disfrazados como forajidos en las cercanías del río.

3 de diciembre de 1870 el embajador mexicano en Nueva Orleáns envía un telegrama a Richmond con una nota en la que el emperador Maximiliano exige que se entregue a la justicia a los responsables de la masacre del Río Nueces. Si para las 23:59 del mismo día no hay una respuesta se interpretará como un acto de guerra y la marina imperial mexicana bombardeará Nueva Orleáns. Richmond acepta las condiciones y se compromete a entregar a los responsables de la masacre.

15 de diciembre de 1870 70 forajidos (Rangers) son entregados por las autoridades confederadas a los efectivos de la infantería de marina mexicana. Son ahorcados en las naves mexicanas, sus cuerpos son arrojados al mar.

20 de diciembre de 1870 la marina mexicana levanta el bloqueo de Nueva Orleáns a cambio de que el gobierno confederado se abstenga de interferir en la anexión de Cuba y Puerto Rico, otorgue precios especiales a las empresas mexicanas que importan algodón y que se reconozca la libertad de los negros que se han convertido al catolicismo en Texas.

1 de enero de 1871 el emperador Maximiliano declara inaugurado el Ferrocarril Interoceánico y visita el puerto de Acapulco donde la emperatriz amadrina tres nuevos buques de guerra de la AIM.

2 de enero de 1871 Amadeo de Saboya llega a Madrid para asumir la corona de España. Ni Guillermo de Prusia, ni Maximiliano de México ni Francisco José de Austria-Hungría le reconocen como rey de España.

18 de enero de 1871, Guillermo I de Prusia es proclamado emperador alemán en la Galería de los Espejos del palacio de Versalles. Maximiliano y Francisco José reconocen a Guillermo y aceptan la Unificación Alemana. 

20 de enero de 1871 se celebra el compromiso de Austin. Los colonos católicos de Tejas aceptan continuar formando parte de los EECC a cambio el gobierno confederado se compromete a reconocer la libertad de los negros que han abrazado la fe católica.  

2 de marzo de 1871 la AIM libera Nueva Orléans. Se re establecen las relaciones comerciales pero el Imperio Mexicano anuncia que se conderá la libertada a cualquier esclavo negro que cruce hacia territorio mexicano.

28 de enero de 1871 el Gobierno de Defensa Nacional francés acepta firmar el armisticio con Prusia. Fin de la Guerra Franco-Prusiana.

10 de mayo de 1871 se firma el Tratado de Fráncfort o de la Gran Paz. Se reconoce a la República Francesa. A cambio Francia pierde Alsacia y Lorena. Italia recibe definitivamente el Véneto de parte de Austria. Pero Austria recibirá Serbia y Monte Negro. Se acuerda que Alfonso de Borbón asuma la corona de España con el nombre de Alfonso XII a condición de que España acepte ceder Cuba y Puerto Rico a México a cambio de una indemnización de 7 millones de pesos.

20 de enero, 1872 motín de Cavite, 200 soldados y trabajadores filipinos se levantan contra la opresión española. El motín es sofocado y las autoridades españolas ordenan la ejecución de 41 amotinados y de tres sacerdotes católicos acusados de apoyar a los rebeldes.

30 de enero de 1872 el embajador mexicano en Madrid protesta por lo que considera acciones desmedidas de las autoridades coloniales españolas en contra de los sublevados en Manila. 

1 de mayo de 1872 inician los trabajos para la construcción de la línea de ferrocarril México – Guadalajara se le concede el monopolio de la misma a la compañía austriaca de ferrocarriles. 

Junio de 1872 se recibe una nueva oleada de inmigrantes católicos irlandeses en México.

22 de octubre de 1872 un buque mexicano, pero con bandera corsaria, arriba a Manila llevando armas y pertrechos para los revolucionarios filipinos.

1 de enero de 1872 proclamación de la República del Kakarong. Rebeldes filipinos auspiciados por México declaran la independencia.

12 de enero de 1872 las autoridades españolas asaltan la fortificación de Caracóng pero son repelidos por los rebeldes filipinos.

15 de marzo de 1872 Maximiliano de México reconoce el derecho de los filipinos a la independencia. 

1 de mayo de 1872 el gobierno español rompe relaciones diplomáticas con el SIM. El embajador español se retira de Ciudad de México en dirección a Nueva Orleáns. 

18 de junio de 1872 el reino de España declara la guerra. 

22 de junio de 1872 la armada mexicana y la marina española se enfrenta en la bahía de Manila. Victoria decisiva mexicana. Los españoles pierden 7 navíos y más de 1000 hombres, las bajas mexicanas son de menos 20 hombres. 

25 de junio de 1872 5,000 soldados mexicanos desembarcan en Manila proclamando la liberación del archipiélago. 

1 de julio de 1872 los independentistas filipinos solicitan la protección del Imperio Mexicano. 

5 de julio de 1872 Guillermo de Alemania y Francisco José de Austria reconocen la independencia de las Filipinas y el derecho de los filipinos a solicitar la protección del SIM.

15 de julio de 1872 Maximiliano I proclama la incorporación de las Filipinas al SIM en calidad de protectorado.

30 de julio de 1872 por las presiones internacionales Madrid acepta la independencia filipina como un hecho pero solicita la intermediación de Francia para la firma de la paz con México.

10 de septiembre de 1872 a instancias de Francia y la Santa Sede se firma el Tratado de París. España reconoce la independencia de las Filipinas. México otorga la ciudadanía a los habitantes del archipiélago que profesen la fe católica. Alemania compra a España las islas Marianas, las Carolinas y Palaos, incapaces de ser defendidas debido a su lejanía, por 25 millones de pesetas.

16 de febrero de 1873 firma del pacto de la Triple Alianza compuesta por los imperios de Alemania, Austria y México. Sus aliados periféricos son el Imperio de Brasil, el reino de Grecia, el reino de Rumanía, el imperio del Japón, el reino de Portugal, el reino de Bélgica y los Estados Unidos de América.

22 de agosto de 1873 firma del tratado de la Triple Entente compuesta por el Imperio Británico, la República Francesa y el Imperio Ruso. Sus aliados periféricos son el reino de Bulgaria, el Sultanato de Darfur, el Emirato de Jabal Shammar, el reino de España y los Estados Confederados de América.

3 de octubre de 1873 fastuosa celebración del décimo aniversario de la proclamación de Maximiliano I como emperador de México. Se anuncia el compromiso del príncipe Fernando Maximiliano de México y su prima la archiduquesa Sofía Federica de Austria.

3 de noviembre de 1873 la reina viuda de Hawaii Emma solicita la intervención del Imperio Mexicano en el conflicto que libra contra Kalākaua por el dominio de las islas. 

4 de febrero de 1874 seis buques de la armada imperial mexicana anclan en Hawaii. Como regalo por el vigésimo cumpleaños de SAI el príncipe Fernando Maximiliano de México las islas son oficialmente incorporadas al SIM como el Principado de Hawaii dependiente política y militarmente de México. Maximiliano I  le otorga el título de príncipe de las Islas a su hijo. 

18 de agosto de 19874 el príncipe imperial Fernando Maximiliano de México y  la princesa imperial y archiduquesa Sofía Federica de Austria contraen matrimonio en Viena. 

Publicado el 1 comentario

Tlahuelpuchi

Al consumar mi primer asesinato, una indescriptible sensación de horror y desesperación inundó mi alma. 

En mi boca sentía el sabor dulzón de la sangre fresca y mis cabellos estaban pegajosos y manchados, mis nervios destrozados y mi mente febril. Pero aún así mi mayor temor provenía del innegable placer que experimenté después de saciar el hambre

Ésa desgarradora hambre que me había asaltado apenas al caer el sol y que me destrozaba por dentro. Pronto comprendí que sólo había una forma de saciar tal apetito así que salí al campo en busca de mi primer víctima. Al poco tiempo de vagar de aquí para allá enloquecida por el hambre que crecía y crecía, divisé a un pobre labriego que se acercaba por el camino vecinal. 

Me agazapé y lo aceche con la astucia de un depredador. Sin duda el pobre hombre volvía de un agotador día de trabajo y seguramente en su jacal lo esperaban sus hijos y esposa a quienes jamás volvió a ver. 

Preparar la emboscada fue una experiencia excitante, esperé hasta el último momento y de pronto salté de entre la espesura rugiendo como una fiera montaraz. Debió de ser una visión espantosa para él ya que se paralizó  y dejó caer sus herramientas al suelo. Sus desorbitados ojos me miraban mientras me abalanzaba sobre él tomándolo por la nuca con ambas manos. 

Aún con todas fuerzas no logró librarse de mí, luchaba y se revolvía, mientras yo con la despiadada frialdad del asesino le trituraba el cuello sorbiendo con vehemencia la sangre que fluía a borbotones. 

Finalmente dejó de luchar y lo solté, calló al suelo como un muñeco de trapo, con sus ojos lívidos y blanco como el pulque, despojado de toda vida. Aturdida y desconcertada también me derrumbé en total estado de perplejidad. Puse mi cabeza entre mis rodillas  y comencé a llorar, lentamente comprendí que me había transformado en un ser abominable, mi cuerpo temblaba de la cabeza a los pies por la excitación, el miedo y el placer que me ocasionaba la sangre en mi estómago.

Algunas gotas de sangre aún resbalaban por mi boca y cuello cuando comencé a sentir como la vida de ése hombre me revitalizaba. Comprendí que era tarde para dar marcha atrás y me llené aún más de odio hacía los dioses a quienes yo culpaba de mi desgracia.

Mi alma estaba condenada y mi vida perdida, yo que había sido una mujer hermosa, que había sido pretendida por tantos hombres y envidiada por tantas mujeres. Yo que había sido el orgullo de mi madre, ahora era la más desdichada de las criaturas, un ser de las tinieblas, condenada a no ver más la luz del sol. Hundida en la más baja depravación y autora de atrocidades, separada de la raza humana, una tlahuelpuchi condenada a matar para darle descanso a mi alma y a no morir jamás.

Hundida en mi dolor tenía sentimientos encontrados porque al mismo tiempo experimentaba una gran satisfacción, mi venganza contra los dioses y contra la humanidad ahora era posible. Comprendí que tenía el poder para cumplir mi propósito. Me levanté del suelo y me sentí más fuerte, llena de vida. Mis sentidos estaban agudos al máximo como los de una fiera rapaz. Podía ver con toda claridad en lo que para el hombre era oscuridad total, podía oír hasta los más bajos murmullos del bosque. Percibía todo tipo de olores antes desconocidos para mí. Supe que ahora podía utilizar todos los poderes de la noche a mi favor, para vengarme del hombre. Y me vengaría claro que sí, obraría sin descanso y sin piedad contra aquellos que me habían convertido en esto. Levanté mis pies del suelo y me alejé flotando por el sendero.

**Este es un cuento corto escrito por mi en 1990**

Publicado el Deja un comentario

Ucronía

Ucronía, Historia Alternativa

La ucronía es un género literario de ficción. Se trata de novelas de ficción alternativa. Normalmente la trama transcurre en un universo alternativo donde los acontecimientos sucedieron de forma diferente a como sabemos que pasaron.

Normalmente la línea temporal se separa de la conocida debido a un acontecimiento concreto que sucede de forma diferente a como sucedió en la realidad. A este acontecimiento divergente se le conoce como punto Jonbar o punto de divergencia.

El punto de divergencia normalmente sucede en al inicio de la historia y de esta forma se crea un universo paralelo donde el autor especula con las posibilidades.

Ejemplos de ucronías son:

Ruled Britania de Harry Turtledove publicada en 2002 donde los españoles conquistan Inglaterra luego de la victoria de la Gran Armada envíada por Felipe II .

The Man in the High Castle de Philip K. Dick publicada en 1962 donde se desarrolla una versión alterna de la guerra fría entre Japón y Alemania luego de que ambas potencias salieran triunfantes de la Segunda Guerra Mundial.

La ucronía o historia alternativa es mi género favorito y en el que he incursionado ya con algunos trabajos:

Los falsos Dioses. Huitzilihuitl es joven, es huérfano y arde en deseos de venganza. Su historia se cuenta en esta ucronía ubicada en la época de la invasión española al Anáhuac ¿Cómo logrará este joven mexica vengarse de aquellos extraños y violentos hombres que asesinaron a toda su familia?

El Caballo y la Espada. Isabel de Moctezuma, la «Flor del Algodón» ha regresado de España tras una larga ausencia. Tiene dos objetivos: vengarse de aquellos que asesinaron a su familia y recuperar el trono de su padre.

Entre la Cruz y la Flor. En desarrollo

Camino de Espinas. En desarrollo

Oswaldo Aguilar Castro

Oswaldo Aguilar Castro

Totenyo Totauhca Mexicah

México Tenochtitlán, calpulli de Zoquipan

Twitter: @oswaldoaguilar

Instagram: @oswaldo.aguilarescritor

Facebook: Oswaldo Aguilar Escritor

Publicado el Deja un comentario

Base terrestre de la flota espacial. Durango, México. (fragmento)

La senda de Marte

“Este Ser en mi es México. Y ve a través de mis ojos, siente a través de mi piel y respira por mi nariz. Y soy yo y son al mismo tiempo todos mis antepasados que viven dentro de mi…”

Extracto de: “El sueño del Guerrero”. Por el Tecuhtli Tlacaélel Acamapichtli

Después de pasar una primera noche casi interminable Luis se levantó apenas con ganas de moverse. Tenía el problema de no poder dormir bien fuera de su propia cama, cualquier otra era o demasiado suave o demasiado dura; eran casi tres años sin pasar más de una semana en su propia casa en Avenida Santa Ana en Coyoacán y aún no se acostumbraba a dormir bien fuera de su habitación.

Para colmo el día anterior resultó un desastre, el vuelo desde España había sido muy movido a causa del mal tiempo en el Atlántico (era época de megahuracanes) y luego el tren desde Veracruz se había retrasado por una enorme tormenta eléctrica que cayó sobre el puerto, de modo que había arribado a la base en Durango pasada la media noche y por lo mismo se había perdido la primer junta de oficiales. A la mañana siguiente, sin haber descansado mucho en realidad, se metió a la ducha y se bañó, después de todo un día de viaje en medio de un clima infernal se encontraba en la base, listo para integrarse con su nueva tripulación.

Salió de su habitación y se encaminó por el pasillo, por órdenes del capitán tenía que vestir ese día el uniforme de media gala. Casi arrastrando los pies llegó hasta el comedor de la Base para desayunar, el lugar era hermoso comparado con la austeridad del resto de los edificios, con una decoración estilo antigua muy de acuerdo con la moda del momento. Como no conocía a nadie Luis se limitó a sentarse en una semidesierta mesa del fondo desde donde podía ver completamente todo el panorama, como aún era temprano el comedor estaba prácticamente vacío.

Hacia el fondo, sobre una tarima alta a modo de templete, estaba una mesa especial; Luis se imaginó que seguramente ahí se sentaría el capitán y los invitados del gobierno. Algunos minutos más tarde el comedor comenzó a llenarse de gente, eran todas caras nuevas y joviales, Luis se sintió como si fuera su primer día de escuela. Los miraba a todos discretamente identificando sus rangos por las insignias en sus uniformes, hasta que de pronto una persona llamó fuertemente su atención, era una linda chica que entró sola revisando con interés su libreta electrónica y con expresión de gran concentración, Luis la recordó inmediatamente, había estado un tiempo en la Academia. Se llamaba Cindi o algo parecido, en la Academia se decía que era una suerte de genio, a Luis le gustaba de entonces pero nunca tuvo oportunidad de acercarse a ella, iba vestida con uniforme de oficial, lo que era extraño pues no recordaba haberla visto tomar ningún adiestramiento superior. Sin percatarse de que Luis no le quietaba los ojos de encima, la chica subió a donde estaba la mesa de honor y ocupó uno de los lugares, se veía tan segura de sí misma que Luis se dedicó a observarla discretamente. Poco después entró el capitán de Castro acompañado por algunos otros oficiales que tomaron asiento en la mesa, entonces Luis se puso de pie y se aproximó.

–Teniente comandante Álvarez reportándose señor –dijo Luis saludando con marcialidad bajo la atenta mirada de los demás oficiales de alto rango.

El capitán sonrió complacido, había sido uno de los mejores perfiles de entre la larga lista de jóvenes oficiales de la Flota que habían presentado solicitud para el puesto.

–Según me dicen tuvo algunos problemas para llegar verdad comandante –dijo el capitán con amabilidad.

–Sí señor, tuve que viajar desde España y el clima estuvo terrible todo el tiempo, le ofrezco una disculpa por si eso ocasionó alguna dificultad –repuso Luis.

–No se preocupe comandante Álvarez –repuso el capitán– lo importante es que ya está aquí, ahora comencemos, dejaremos las presentaciones para después. Sería tan amable de tomar su lugar por favor…

El resto de los oficiales miraron a Luis con interés, todos eran hispanos y muchos de ellos mexicanos, se había reunido a la mejor dotación hispana para una nave construida por mexicanos para una flota mayoritariamente hispana. Era todo un símbolo de la superioridad hispana en el espacio y sobre todo del liderazgo mexicano entre las naciones hispanas de la Federación.

–¡Atención! –dijo un oficial, acercándose al área de captación acústica de la mesa, su grave voz resonó por la sala– Tripulación les invito a tomar asiento, estamos por comenzar, gracias.

El capitán se inclinó un poco desde su asiento y murmuró algo al oficial que había hablado que respondió asintiendo con la cabeza. Luis se sentía un tanto nervioso rodeando de aquellas personas. Había leído los currículos de casi todos los oficiales y eran sencillamente lo mejor de lo mejor, la crema y nata de la flota espacial. Empezando por el capitán que era el mejor comandante de la flota en activo, toda una leyenda, Luis estaba seguro de que aprendería mucho bajo su mando. El capitán Juan de Castro, era un hombre de cuarenta y cinco años, de cabello y barba plateados, alto y fornido, mexicano, hijo de inmigrantes catalanes. El capitán se puso de pie y dijo:

–Ya que estamos todos y antes de proceder a tomar este suculento desayuno que nuestros anfitriones de la Base Rover han preparado para nosotros, quisiera decir algunas palabras. Para los cadetes una cordial la bienvenida, a partir de hoy comienza su vida como parte activa de la flota espacial a bordo nada menos que de la fragata de línea ARM Constelación la mejor nave de la flota recuerden eso y valórenlo. Para el resto de la tripulación y oficiales presentes, ustedes son la aristocracia de la flota, escogidos de entre cientos de postulantes para ocupar un lugar en esta tripulación, sean dignos de ese honor. Ahora, permítanme decirles a todos que servir en este buque implica una gran enorme responsabilidad, nada más estamos hablando de la nave de guerra más poderosa jamás construida por potencia, bloque o nación alguna en la historia de la humanidad. Por lo tanto se espera de ustedes su mejor esfuerzo y su máxima disponibilidad, la Federación Americana ha alcanzado la cúspide de su poderío, es la mayor potencia que la humanidad haya conocido. Personalmente debo decirles que para mí es todo un honor que se me haya designado como el líder de este formidable equipo, pero nuestro compromiso es grande pues se nos ha encargado el manejo del arma estratégica más poderosa desde la invención de los submarinos nucleares –el capitán hizo una pausa para dar énfasis a sus palabras–. Tal vez deseen que ya me calle para poder desayunar –el auditorio se llenó de risas, el capitán era un sujeto carismático que inspiraba una natural confianza– pero antes es necesario presentarles al cuerpo de oficiales que los dirigirán en esta importante empresa. En primer lugar nuestro segundo al mando, el primer oficial teniente de navío Thomas Gutiérrez.

Thomas o Tom, como lo llamaban sus amigos de la Flota, era un angelino de piel morena, y uno de los pocos “hispanos” nacidos más allá del Río Bravo escogidos para la misión, de aspecto formal, irradiaba mucha seguridad en sí mismo. Se puso de pie y asintió con una gran sonrisa mientras el resto del auditorio aplaudía. Inmediatamente tomó asiento y el capitán continuó.

–A continuación, el teniente de fragata, tercero al mando teniente comandante Luis Álvarez.

Luis apenas se puso de pie y medio agradeció un poco apenado, no le agradaban mucho esos desplantes.

–Nuestra jefa de ingenieros y oficial científico –continuó el capitán– la teniente de fragata Cintia García.

Luis volvió sorprendido la mirada hacia la chica que había estado observando desde el comienzo, ella se levantó de su asiento junto al primer oficial y agradeció a la tripulación, no podía creer que fuera comandante y mucho menos la jefa de Ingeniería. El capitán siguió presentando a los oficiales; el navegante Miguel Negrete, el jefe de seguridad Axel León…

 La dotación total de la nave era cincuenta y seis astronautas, treinta y dos de ellos efectivos de la Infantería Mecanizada del Espacio, personal de Ingeniería, de artillería, los oficiales de puente de grado inmediato inferior al primer oficial, el cuerpo de médicos, intendencia, mantenimiento, los cocineros y los hombres de seguridad interna.

 Por último, el capitán se presentó a sí mismo: Juan de Castro, mexicano-catalán, con toda una vida dedicada al servicio en el espacio. El desayuno concluyó con un discurso de un representante del Almirantazgo que habló de la importancia estratégica de las naves de guerra para garantizar el comercio colonial, luego el capitán les pidió a los miembros de la tripulación a que se dirigieran hasta los hangares para ver de cerca por primera vez su nueva nave. El capitán fue el último en bajar del estrado y encaminarse hacia la explanada.

En el pasillo Tom esperó hasta que Luis se le acercó.

–Encantado comandante –dijo Luis, con su natural aplomo.

–Igualmente teniente –dijo Tom en español con su acento californiano–, pero por favor no me hables con tanta marcialidad. Mira quiero que nos entendamos muy bien ya que realmente tú y yo seremos quienes dirigiremos la tan sonada nave nueva, así que trátame con menos formalidad y llámame Tom ¿De acuerdo Luis?

–Claro Tom –dijo Luis sonriendo.

Tom era un joven sobresaliente que había ascendido rápido gracias a su impecable desempeño, su eficiencia y disciplina. Había egresado de la Academia tres años antes que Luis y gracias a su excelente hoja de servicio estaba ahí como segundo al mando de la nueva nave.

–Verás Luis quiero formar un buen equipo de trabajo, vamos a manejar el mejor traste del vecindario así que debemos conocernos bien. Ella es la comandante Cintia García oficial científico, ingeniero en jefe y como tal vez habrás escuchado diseñadora de los sistemas de la nave –dijo Tom volviendo la vista hacia Cintia, le había sujetado el brazo al pasar para evitar que se fuera–. Comandante García, el comandante Luis Álvarez –dijo Tom formalizando la presentación.

–Tanto gusto comandante Álvarez –dijo Cintia y extendió su mano con una sonrisa que casi dejó mudo a Luis.

–El gusto es mío –dijo Luis con su mejor voz–. He escuchado mucho de esta nave comandante García.

Ella volvió a sonreír con tanta dulzura que hizo a Luis sentir un extraño escalofrío.

–Espero que no lo defraude, estoy muy orgullosa de ese traste, como le dice Tom –repuso Cintia.

Luis estaba encantado, gentilmente estrechó la mano de Cintia haciendo una reverencia con la cabeza. Era de tacto suave y agradable. Resultaba casi increíble que una chica tan bonita y joven fuera el ingeniero en jefe, claro que en la escuela se decía que era como un Newton o un Einstein del nuevo milenio, pero el rostro de Cintia no parecía congruente con su reputación de genio. Una vez formalizadas las presentaciones Tom los invitó a ambos a salir hacia los hangares.

La mañana estaba ya avanzada pero el sol de verano apenas se colaba un poco bajo las densas nubes cargadas de lluvia, un húmedo viento acompasaba el movimiento de los eucaliptos que rodeaban el inmenso complejo formado por los enormes hangares de la base. La enorme puerta de uno de ellos, se abrió lentamente con un rechinido de mecanismos acompañando su accionar, entonces lo vieron: el hermoso casco del Constelación. Estaba rodeado por un numeroso equipo de técnicos de la flota que aún trabajaban en algunos ajustes finales, el capitán se adelantó e hizo la presentación oficial:

–Señoritas, señores el ARM Constelación.

Luis se quedó maravillado con el estilizado casco de la nave, era el más hermoso que sus ojos habían visto hasta entonces. Estaba pintado en color negro con unas pequeñas líneas azules en sus cortas alas sobre las que podían distinguirse las banderas de cada uno de los países de la Federación. Un poco desorientado por el asombro inicial continuó caminando para no perderse la explicación de Cintia que se hizo cargo desde ese momento de la conducción de la tripulación y del resto de los invitados.

–Bien si me permiten su atención –dijo sumamente segura de sí misma–, trataré de explicar algunas de las características más generales de nuestra nueva nave, seguramente han escuchado todo tipo de rumores sobre ella, pero déjenme decirles que no son siquiera cercanos a la realidad –Cintia sonaba orgullosa–. Posteriormente obtendrán un manual súper detallado que usaremos durante los próximos tres meses de capacitación, pero por ahora trataré de darles un panorama general. Como pueden ver, en el diseño del casco se emplearon los modelos más vanguardistas de navegación espacial, así le hemos dado esta forma que alguien sugirió semeja a un tiburón, yo prefiero pensar que parece un delfín, pero es cuestión de enfoques; por dentro está dividida en tres cubiertas y aunque no es muy espaciosa tiene capacidad para ciento veinte personas distribuidas a la manera clásica de las naves de la Federación: los oficiales en proa y la tripulación en popa.

El capitán y el resto de la tripulación estaban maravillados, medio ponían atención a la explicación mientras tocaban con suavidad el casco de la nave. La mayoría la habían visto antes pero sólo en hologramas, nunca tan de cerca.

–El casco es excepcionalmente fuerte y liviano –continuó Cintia– y está construido con los mejores materiales compuestos, fue manufacturado en su totalidad en gravedad cero en la Siderúrgica Hermes en Marte, tiene sesenta pulgadas de espesor y en realidad consta de cuatro cascos sobrepuestos; mide exactamente ciento cincuenta y siete metros de largo y está protegido contra la radiación electromagnética hasta de magnitud doce. Pero eso es sólo el principio, está diseñado para poder cambiar de color según se desee para evitar sobrecalentarse en el espacio exterior o para mimetizarse en cualquier ambiente, esto lo logramos introduciendo un casco interior hecho de una sustancia orgánica similar a la melanina la cual, gracias a una serie de combinaciones proteínicas, puede producir casi cualquier combinación de colores y diseños imaginables. Ahora Stephani –dijo por último Cintia, dirigiéndose a su segundo que se encontraba dentro de la nave. A la orden de Cintia la ingeniera ajustó el control de aspecto y el casco comenzó a cambiar de color ante las incrédulas miradas de la tripulación

Al principio el casco se tornó en un mosaico de intrincados patrones de diferentes tonalidades de verde como los diseños de una anaconda, después fue pasando a tonos de amarillo y finalmente casi desapareció tornándose de un tono plateado tan bruñido que la hacía parecer de cristal, hecho que fue coreado por las múltiples expresiones de asombro de los presentes. “Es simplemente fantástico” pensó Luis.

–La planta motriz –prosiguió Cintia, complacida por la reacción de “su público”– está constituida por dos reactores Otto de fusión fría, el principal es capaz de proporcionar una potencia eléctrica de hasta treinta huds[1] y el secundario de trece huds; juntos mantendrán la nave funcionando ininterrumpidamente durante los próximos quince años. De la propulsión se encargan seis endorreactores Paúl capaces de alcanzar una velocidad lineal de hasta cero punto uno de “c”. El sistema de gravedad artificial fue diseñado y construido según el modelo Urbina, que es mucho más eficiente y seguro que el Williams, por lo que los tripulantes no sentirán ninguno de los molestos efectos de la gravedad cero. Los sistemas de defensa y ataque son lo mejor existente en la actualidad, constan de dos piezas de artillería, plasma tipo sicander de alta potencia y tres pares de cañones convencionales corvus de ciento veintisiete milímetros. Con una cadencia de tiro de seis mil proyectiles por minuto. También está dotada con mísiles aire-aire tipo Hara de largo alcance y detección simultanea de blanco y con mísiles Eliat aire-Tierra de diez gigatones, tres sistemas antimisil y lo más avanzado en logística de guerra. Cuenta también con dos sondas exploradoras externas, autónomas, diseñadas para proporcionar datos e información sin poner en peligro a la nave en combate, y que también pueden detectar y abatir blancos más allá de la mira pues están armadas, cada una cuenta con un cañón Lilit de treinta milímetros. Nos hemos esmerado con mucho detalle en su ensamblado, así que el equipo cariñosamente las ha llamado Jenny y Paty.

Para complementar la explicación las dos sondas de tres metros de largo cada una y muy parecidas a un “rastreador-cazador”, salieron de sus escondites localizados en escotillas a ambos lados del casco de la nave y comenzaron a moverse entre la gente. Una de ellas, marcada Paty en un costado, se acercó a Luis y pareció mirarle con curiosidad. Era un artefacto oval de aspecto metálico y que emitía un leve zumbido eléctrico mientras su campo antigravitacional la mantenía suspendida en el aire, estaba dotada con todo tipo de cámaras y sensores al frente que le daban un aspecto cómico, pero debajo de su “ojo” se hallaba un cañón capaz de eliminar cualquier cosa viva que se le pusiera al frente.

Cintia esperó un momento para que la fascinada tripulación pudiera seguirle con la vista hasta la rampa de proa y continuó:

–Todo lo anterior está controlado como ustedes bien saben, por “Andrea”, una computadora de última generación diseñada y armada completamente aquí, en México –Cintia esbozó una pequeña sonrisa de orgullo–. Andrea representa el mayor logro en inteligencia artificial conseguido hasta ahora. Posee una capacidad de procesamiento superior a cualquier otro equipo existente en el mundo. Como todas las computadores de la actualidad tiene la capacidad de responder a órdenes verbales, sin embargo hemos dado un paso adelante induciendo en ella una auténtica personalidad, la de alguien que estuvo vivo y consiente –Cintia hizo una breve pausa con nostalgia–, una querida amiga mía de la Universidad la Doctora Andrea Espinosa quien falleció hace un par de meses a causa de una enfermedad incurable. Andrea colaboró con gusto en el proyecto mientras le fue posible, quizás buscando permanecer de alguna forma en este mundo, de modo que clonamos su personalidad en Andrea y eso la hace mucho más “humana” que cualquier otra computadora construida jamás. Es casi un ser independiente y consciente, pero ustedes mismo juzguen el éxito del proyecto. Hola Andrea.

La imagen holográfica de una chica de tamaño real apareció en el pasillo de acceso a la nave junto a Cintia, maravillando a la tripulación. Era prácticamente la imagen de una persona real, su cabello corto y rizado, su figura esbelta y bello rostro acompañados de una mirada amable, vestía el uniforme de la flota.

–Hola Cintia –dijo la imagen con gentileza, sonriendo con tanta naturalidad que algunos miembros de la tripulación llegaron a pensar que se traba de algún tipo de espectro–¿Cómo estas el día de hoy?

–Muy bien gracias, ¿y tú? –repuso Cintia sonriente.

–De maravilla.

–Dime Andrea ¿Quién crees es oficial más guapo de los presentes?

La máquina “pensó” un segundo antes de emitir su respuesta, “mirando” literalmente a los miembros masculinos de la tripulación a la cara.

–Me parece que el comandante León –repuso la máquina entre las risas divertidas y sorprendidas de la tripulación.

–Gracias –dijo Cintia sonriendo–. Ahora, debo decirles que se ha cargado en su memoria toda la información disponible de cada uno de ustedes pero la observación que acaba de hacer es totalmente personal, es una “opinión” generada en base a procesos aleatorios internos, es casi lo que podríamos llamar “libre albedrío” –Cintia dejó que sus palabras surtieran efecto en la tripulación–. Gracias a ello Andrea dispone de una considerable libertad de acción y de pensamiento, que aun así puede ser hasta cierto punto condicionada en base a los requerimientos del caso. Está configurada para obedecer órdenes en prioridad descendente, es decir en factor del rango de la persona que las emite, así una persona de bajo rango puede pedirle encender la luz de un camarote, o abrir la puerta de un área común, pero sólo el capitán puede ordenarle iniciar una secuencia de ataque sobre N blancos, o la destrucción de un país entero. La “interface” holográfica estará casi exclusivamente destinada al puente de mando y a la sala de ingeniería, de manera que no se preocupen porque aparezca de improviso en sus camarotes o en otras partes de la nave.

–Pues si me permitieran un traje de realidad virtual no tendría inconveniente en llevarla de paseo a mi camarote –susurró Tom en el oído de Luis– ¿Sabes a que me refiero, cierto?

Luis sólo sonrió.

–Por último –continuó Cintia– gracias a Andrea, disponemos de tres modos para operar la nave: manual, asistido y automático. Casi siempre usaremos el modo asistido que es digamos el intermedio, donde la tripulación toma las decisiones y ella ejecuta las acciones. El modo manual es sólo un requerimiento oficial que confío no tendremos la necesidad de usar nunca. Pero el modo automático es tan confiable que Andrea podría aterrizar la nave en el mismo centro de la ciudad de México sin que nadie lo notara. Bueno eso es sólo un breve resumen, posteriormente, como ya dije, les entregaremos a cada uno un manual con mucha más información que deberán dominar al final de los diferentes módulos que componen la capacitación. Gracias Andrea ¿Alguien tiene alguna duda?

La imagen permaneció sonriente junto a Cintia dispuesta a ayudarle con las dudas sobre el funcionamiento general de la nave. La conferencia continuó por cerca de una hora más hasta que no hubo más dudas que responder ni comentarios por parte de los miembros de la tripulación. Cintia parecía tener completamente dominada la situación, sabía bien de lo que hablaba, no en balde había dirigido la mayoría de los programas de desarrollo internos, exceptuando claro los de armamento.

Durante tres meses más la tripulación comenzó a integrarse por secciones, a conocerse y a familiarizarse con la nave, realizando vuelos de prueba al principio sólo transcontinentales, luego en órbita geoestacionaria y finalmente a la Luna. Tom y Luis repasaban los procedimientos de navegación, de ataque y de defensa llevando la nave a sus límites en todo tipo de escenarios desde sumergiéndola en el océano antártico, hasta haciendo un viaje relámpago a máxima velocidad en trayectoria perpendicular al perihelio de la Tierra, para que Cintia hiciera mediciones sobre la dilatación del tiempo.

En el puente las cosas funcionaban de maravilla, el capitán era un sujeto exigente y perfeccionista, pero siempre amble y con un extraordinario carácter, un apasionado de su trabajo que siempre trasmitía confianza y seguridad, un ejemplo de tenacidad que trabajaba catorce horas diarias. Luis y Tom se esforzaban por seguir su ejemplo y se concentraban al máximo en dominar la operación, repasando los procedimientos en sus horas de descanso. Cintia no se quedaba atrás, esforzándose para que los sistemas de la nave funcionaran a la perfección y para que el capitán tuviera el mejor apoyo técnico en todo momento.

Se realizaron muchos más vuelos de practica con el mínimo indispensable de tripulación para probar los sistemas generales de la nave, pero el lanzamiento oficial tuvo que esperar hasta que el Congreso Federal organizara un evento a la altura a pesar de los reclamos de la flota para que la nave se presentara en la órbita marciana lo antes posible. Finalmente el conflicto de intereses entre la flota y el Congreso ocasionó que la nave despegara bajo un clima de precipitación en la peor época posible del año, justo cuando Marte estaba más lejos de la tierra.

El quince de Noviembre de dos mil noventa y ocho, hubo una cena formal en las instalaciones de la base, grandes personalidades políticas y militares acudieron para la última noche en Tierra del Constelación y su tripulación. La fiesta fue todo un evento y la música duró hasta la una am, cuando las últimas personalidades se retiraron y la base volvió a la normalidad. Durante el baile se permitió a los oficiales vestir ropas civiles, Luis estaba encantado con el hermoso atuendo de Cintia, un sencillo vestido negro que no estaba para nada de acuerdo con la extravagante moda de la época, pero Cintia con su natural elegancia hacía que se viera estupendo. Luis la invitó a bailar un par de veces y después conversaron por horas con Tom y los demás oficiales sobre la gran empresa que emprenderían a partir del día siguiente. La noche calló lentamente sobre Durango y cada quien se retiró a su habitación. A los pocos minutos la Base estaba completamente en silencio.

A las siete de la mañana del día siguiente la actividad comenzó, todo el personal se dirigió a sus respectivos puestos a cumplir con sus deberes. Luis se presentó a la última junta de oficiales donde se transmitirían las instrucciones finales. Mientras Cintia y su equipo afinaban los detalles para que todo saliera perfecto en el vuelo inaugural. A las diez de la mañana los invitados a la ceremonia empezaron a llegar, hacia las once ya había un grupo impresionante de personajes del ámbito federal: el almirante de la flota y secretario de la Armada de México, el vicealmirante de la flota exterior, el director de la Agencia Colonial, gran parte de los representantes políticos del continente, invitados de la comunidad europea y centenares de civiles entre familiares, prensa y las cadenas de televisión más importantes del mundo. El hacer del despegue un espectáculo de transmisión internacional tenía un significado especial para los países miembros de la Federación, por un lado tenía un claro mensaje dirigido al exterior: “De ninguna manera renunciaremos a nuestro Imperio colonial, ni a nuestro monopolio comercial”, mientras que por otro, para el ámbito interno, era un símbolo del orgullo hispano, una muestra de su capacidad creativa y de la resolución de su carácter.

Después los conmovedores discursos por parte del almirante de la flota y del presidente del partido mexicano en el Congreso, por fin llegó el momento por todos esperado. El capitán recibió el simbólico bastón de mando de las manos del presidente del gobierno argentino, en representación del Congreso Federal y entre sones navales y la aclamación general subió a la nave, escoltado por Tom y Luis.

Al entrar al puente, todos los oficiales estaban ya listos para el despegue, el momento era muy emocionante y el capitán lo resaltó con su natural carisma; se acercó a su sillón, localizado en medio del puente y algo más elevado que los dos que le flanqueaban. Se sentó y observó por un par de segundos el bastón de mando, era una chuchería de forma cilíndrica hecha de marfil artificial rematado por una esfera de oro que tenía en bajo relieve el emblema de la Federación: el mapa del continente en un fondo verde, rojo y azul; de inmediato comenzó a dar instrucciones para despegar. Los sistemas de comunicación interiores mantenían a media humanidad al tanto de cada detalle.

–Señorita García –dijo el capitán y su voz llegó hasta Ingeniería a través del sistema de comunicación interno.

–Si señor –respondió un holograma de Cintia desde el panel de control.

–Active el sistema de propulsión, a un décimo de “A” con empuje vertical.

–A la orden, señor –respondió Cintia desde su puesto de Ingeniería.

Con un ademán el capitán ordenó a Luis y a Tom que tomaran sus respectivos lugares. En Ingeniería el equipo de Cintia aumentó el régimen del reactor, de inmediato los sordos sonidos de las bombas de refrigeración se hicieron patentes, mientras la energía fluía desde el reactor hacia el sistema de propulsión.

–Señor Negrete –dijo el capitán– vamos arriba lo más lentamente posible, mostrémosle al mundo de lo que es capaz esta nave.

–A la orden, señor –respondió el piloto.

El casco de la nave vibró mientras sus poderosos endoreactores lo elevaban lentamente por el aire. El sonido amortiguado de la propulsión nuclear no era más alto que el de un leve ronroneo, al tiempo que la vibración inicial se hacía cada vez más débil mientras la nave ganaba altura. Afuera la multitud enloqueció al momento que la nave comenzaba a elevarse seguida por decenas de cadenas de televisión. Era un momento de orgullo, un fantástico despliegue del gran poder Americano.

–Señor Gutiérrez –dijo el capitán al final del procedimiento de despegue.

–Señor –respondió Tom.

–Pónganos órbita geoestacionaria.

–Sí señor.

[1] Unidad de energía Eléctrica obtenida de la Fusión completa de un kilogramo de deuterio tritio al 50%. Equivalente a 17.59 Me V por ciclo.


Este es un fragmento de la novela La Senda de Marte, escrita por Oswaldo Aguilar Castro.

Oswaldo Aguilar Castro

Oswaldo Aguilar Castro

Totenyo Totauhca Mexicah

México Tenochtitlán, calpulli de Zoquipan

Twitter: @oswaldoaguilar

Instagram: @oswaldo.aguilarescritor